Filosofía


HECHAS A MANO

Nuestras alpargatas están confeccionadas completamente a mano por artesanos y artesanas murcianas que emplean técnicas y herramientas ancestrales transmitidas de generación en generación. La esencia de nuestras alpargatas radica en el proceso de cosido, realizado por manos expertas que crean así nuestro peculiar acabado. Y es que la elaboración artesanal de nuestras alpargatas se refleja en la calidad final del producto.

 

ECOLÓGICO

Todos los componentes que forman nuestras alpargatas son 100% naturales (yute, algodón y caucho). Utilizamos hilo a partir de las fibras de la planta del yute. La fibra del yute y el algodón son biodegradables y reciclables y por tanto respetuosos con el medio ambiente. El caucho que forma la suela proviene de goma natural procedente de fibra vegetal que posteriormente se vulcaniza al yute evitando utilizar pegamentos y otras sustancias nocivas para la salud. Las telas senegalesas empleadas son de algodón 100% natural.

 

RESPETABLES CON EL MEDIO AMBIENTE

Además de usar materias primas naturales y biodegradables, tenemos establecido un proceso productivo respetuoso con el medio ambiente en toda nuestra cadena de fabricación evitando utilizar sustancias químicas o derivados del petróleo e impulsando técnicas tradicionales como el hilado, tejeduría, confección y acabo a mano. Nuestros embalajes también son naturales, de cartón reciclado y biodegradable, desechando la utilización de cualquier tipo de plásticos. Además, a través de nuestro servicio de bici mensajería no emitimos CO2 ni ruido y contribuimos a crear una ciudad de Murcia más sostenible y habitable.

 

COMERCIO JUSTO

Apostamos por un sistema comercial solidario y alternativo al convencional que contribuye a cambiar las injustas reglas del comercio internacional que consolidan la pobreza y la desigualdad mundial. Nos comprometemos a mejorar las condiciones de vida de los productores, pagando un precio justo y proporcionando una continuidad en las relaciones comerciales. A cambio, ellos se comprometen a garantizar unas buenas condiciones laborales para sus trabajadores, promover la equidad de género y la ausencia de niños en el trabajo así como destinar parte de sus beneficios a las necesidades básicas de sus comunidades.